Grado en Veterinaria
Perfiles de salida

La Veterinaria es una profesión regulada por directivas sectoriales de la UE, lo que permite un reconocimiento automático de los títulos entre los países miembros y, por tanto, la posibilidad de trabajar como Veterinario en toda la UE.

El Consejo General de Colegios de Veterinaria de España define cinco perfiles básicos para el profesional de la Veterinaria:

1.-Clínica y producción de animales de renta:

Los animales denominados “de renta” son aquellos cuya finalidad es la producción de bienes de consumo como carne, leche, huevos, lana, trabajo, deporte (caballos de carreras) o espectáculos diversos (circo, doma, etc.)…. Incluyen entre otros a las vacas, ovejas, cabras, cerdos, caballos, conejos, gallinas, patos, abejas, etc. y algunos peces, moluscos o crustáceos (acuicultura).


El veterinario se ocupa de mejorar la rentabilidad de los procesos de producción, minimizar su impacto medioambiental, aumentar la cantidad y calidad de los productos obtenidos y garantizar la seguridad del consumidor y de la sociedad en general.

 Para todo ello es clave racionalizar todo el proceso productivo y mantener sanos a los animales, por lo que dentro de la tarea del veterinario se incluye, por un lado, la identificación, la cría (reproducción, nutrición y alimentación y mejora genética) y el manejo de los animales y, por otro lado, el diagnóstico y tratamiento de sus enfermedades, su prevención y estudio epidemiológico, con especial  atención a las zoonosis (enfermedades que los animales transmiten al hombre) y el diseño de políticas sanitarias a nivel de explotación o a nivel general (Comarca, Autonomía o Estado). Podríamos decir que el Veterinario de este perfil vela tanto por la empresa ganadera, como por la Salud Publica.


Su trabajo se realiza mayoritariamente en el ámbito rural, en explotaciones ganaderas, de las diversas especies antes mencionadas, y en empresas dedicadas a la producción de alimentos.

2.-Clínica de animales de compañía: 

 Los animales denominados “de compañía” son especies que el ser humano posee por placer y no para la obtención de beneficios económicos.  Incluyen a perros, gatos, caballos y otras especies consideradas como “mascotas”.

El Veterinario es el “Medico de animales”, que se ocupa de la salud y bienestar de sus pacientes de forma individualizada, semejante a como lo hace un Medico con los pacientes humanos.

En el caso de los pequeños animales (perro y gato), el trabajo se desarrolla habitualmente en entornos urbanos, en consultorios, clínicas u hospitales mientras que en el caso del caballo el Veterinario puede acudir a las instalaciones donde vive el animal o, si el caso lo requiere, atenderlo en una clínica u hospital adaptado a la especie.

El Veterinario puede actuar como un generalista o bien, cada vez con mayor frecuencia, integrarse en un equipo y desarrollar una determinada especialidad médica o quirúrgica semejante a las existentes en medicina humana.

 

3.-Seguridad y calidad alimentarias:

Los profesionales veterinarios garantizan tanto la seguridad como la calidad de los alimentos de consumo humano, controlando e inspeccionando la higiene y la tecnología en la producción y elaboración de alimentos a lo largo de toda la cadena alimentaria, especialmente los de origen animal. El veterinario se encarga de la prevención y lucha contra las enfermedades, así como del control de las situaciones de emergencia sanitaria con especial referencia a las enfermedades transmisibles de animales a personas (zoonosis) y las de origen alimentario.

 Su trabajo se realiza en mataderos y lugares de tratamiento de los productos alimenticios, como son las diversas industrias alimentarias de productos cárnicos, lácteos, huevos, pescados, conservas, platos preparados y otros.

 

4.-El trabajo en las Administraciones Públicas:

España es el país de Europa con un número más alto de veterinarios en las Administraciones Públicas. Estos profesionales desempeñan su labor en diversos campos de trabajo:

-          Seguridad Alimentaria: Control de los alimentos, dentro de una orientación integral que vigile toda la cadena alimentaria. Una de las tareas del veterinario en este área es la inspección de mataderos, filtro para las enfermedades transmisibles al hombre a través de los alimentos.

-          Salud Pública: Además de su relación con la seguridad alimentaria incluye también el control y prevención de las zoonosis y la sanidad medioambiental así como la participación en programas de promoción de la salud, de la mejora del medio ambiente o de información al consumidor.

-          Ganadería: Verificación del cumplimiento de la normativa en las explotaciones ganaderas, incluidas las medidas para la prevención de enfermedades de los animales.

-          Fuerzas Armadas: Más allá de sus tradicionales funciones de cuidado de sus animales, han aumentado su campo hacia otros campos, como seguridad alimentaria o salud pública. Participación en programas de información al ganadero.

-          Docencia e Investigación: Se trata de veterinarios que desarrollan su trabajo en las Universidades, así como en centros de investigación.

 

5.- Otros:

La actividad del veterinario se desarrolla también en otros sectores profesionales tales como el manejo y la gestión de núcleos zoológicos, de fauna silvestre y cinegética, de espacios naturales y de animalarios.

También podrá llevar a cabo su labor en la realización, desarrollo y gestión de I+D+I en el sector público o en la industria químico-farmacéutica y agroalimentaria, en el desarrollo de proyectos de cooperación con otros países, en laboratorios de análisis, en la docencia y educación sanitaria y en todos aquellos ámbitos para los que pudiera estar cualificado por su formación.