¿Por qué cursar esta titulación?

El Trabajo Social tiene por objeto la intervención y la evaluación social ante las necesidades sociales para promover el cambio, la resolución de los problemas en las relaciones humanas y el fortalecimiento y la libertad de la sociedad para incrementar el bienestar y la cohesión, mediante uso de teorías sobre el comportamiento humano y los sistemas sociales y aplicando la metodología específica en la que se integra el trabajo social de caso, grupo y comunidad.

En la actualidad, la globalización, el estado del bienestar y el actual contexto socioeconómico provocan nuevas formas de exclusión social, situación que incrementa la necesidad de profesionales que contribuyan a la cohesión social, la resolución de problemas en las relaciones humanas y la promoción de los colectivos en situación de riesgo.

Los trabajadores sociales realizan sus intervenciones profesionales con personas y colectivos cuya situación deben comprender y diagnosticar, para posteriormente poder diseñar y llevar a cabo una adecuada intervención profesional. Por lo tanto deben ser conocedores de los fundamentos teóricos de diferentes disciplinas (sociología, psicología, antropología social, economía, derecho, etc.) para su posterior aplicación en el trabajo de comprensión y diagnóstico de las situaciones objeto de intervención del trabajo social, así como en el diseño de intervenciones profesionales.

Los estudios de Trabajo social se conciben con un marcado carácter multidisciplinar con objeto de que sus titulados obtengan una formación de calidad, adecuada a los distintos ámbitos de su futuro desarrollo profesional. Formación  orientada tanto, al conocimiento de los campos específicos de intervención (servicios sociales generales, educación, salud, dependencia, justicia, etc.), como al conocimiento del ámbito en el que desarrolle su actividad laboral (administraciones públicas, organizaciones no lucrativas, etc.).

Acceso autenticado