Grado en Optica y Optometría
Facultad de Ciencias
¿Por qué cursar esta titulación?
En 2003 se produjo la ordenación de las profesiones sanitarias y se establecieron como funciones de los ópticos-optometristas las actividades dirigidas a: la detección de los defectos de la refracción ocular, a través de su medida instrumental; la utilización de técnicas de reeducación, prevención e higiene visual; y la adaptación, verificación y control de las ayudas ópticas.

La experiencia, tanto a nivel nacional como internacional, apunta a que los conocimientos que deben adquirir, para desarrollarse como profesionales sanitarios de la visión, no se restrinjan a la faceta terapéutica, sino que puedan colaborar en la profilaxis y elaboración de planes sanitarios que mantengan una elevada calidad de salud visual.

Pero el objetivo de este título va más allá de lo estrictamente sanitario, pues además de adquirir las competencias necesarias para la realización de exámenes visuales con eficacia en cada una de sus fases (anamnesis, realización de pruebas diagnósticas, ejecución del tratamiento, y redacción, si procede, de informes de remisión; para asesorar y orientar al paciente durante todo el tratamiento y derivarle si, es necesario, a otros profesionales), están las de ejercer actividades de planificación y gestión en servicios de salud públicos y privados, y la de planificar y ejecutar proyectos de investigación en el campo de la óptica y la optometría.

Con este título de grado se han ampliado sus capacidades para permitirle dar un servicio de mayor calidad a la sociedad, ya que la irrupción de las nuevas tecnologías está provocando la aparición de nuevos problemas visuales. Además, la creciente sensibilización de la sociedad respecto a la posible contribución de una visión poco eficaz en los problemas de aprendizaje, el aumento de la calidad de vida y el envejecimiento poblacional conlleva unas mayores necesidades de atención visual.

La irrupción de técnicas para la corrección de los defectos refractivos ha supuesto también una autentica revolución en el ámbito de la visión, la práctica de la cirugía refractiva va creando las necesidades de que la actividad del oftalmólogo-cirujano se complemente con otros profesionales ópticos optometristas especializados en la realización de los exámenes pre y post operatorios.

En resumen, este título habilita para ejercer la profesión de óptico-optometrista, que puede trabajar en establecimientos técnicos sanitarios de óptica, centros de salud, centros de asistencia primaria y hospitales públicos; centros y consultas de oftalmología y empresas del sector óptico. Es importante destacar que, en la actualidad, existe un mercado laboral con alto nivel de ocupación, expectativas de crecimiento moderado del sector, mayor demanda de atención visual por la población e incorporación de estos profesionales a la red sanitaria pública.

Acceso autenticado