Grado en Ingeniería Informática
¿Qué se aprende en esta titulación?

El estudio de matemáticas (cálculo, álgebra y matemática discreta) constituye el principal componente de la formación científica de un ingeniero en informática.

El estudio y la formación en los siguientes campos constituyen los pilares básicos sobre los que se construye la formación específica de un ingeniero en informática:

  • Los dispositivos hardware que son el soporte físico de los sistemas informáticos
  • La programación de ordenadores, desde los fundamentos del diseño de algoritmos hasta el desarrollo de grandes proyectos software
  • Las bases de datos y los sistemas de información
  • Los sistemas operativos
  • Las redes de computadores y los sistemas informáticos distribuidos

El estudiante alcanza un cierto grado de especialización en la recta final de los estudios pudiendo elegir uno de los siguientes  ámbitos para profundizar en su formación:

  • Computación para quienes deseen reforzar su formación en algorítmica y programación con objeto de capacitarles para enfrentarse a problemas de diseño complejos en campos de aplicación tan diversos como los sistemas inteligentes, la bioingeniería, la robótica, la visión artificial, la informática gráfica, los videojuegos, etc.
  • Ingeniería de Computadores para quienes estén especialmente interesados en el diseño, la puesta en marcha y la explotación de computadores, sistemas empotrados, redes de computadores, centros de proceso de datos, etc.
  • Ingeniería del Software para quienes estén especialmente interesados en participar en el desarrollo de grandes proyectos software.
  • Sistemas de Información para quienes estén especialmente interesados en diseñar y administrar los sistemas de información que utilizan las organizaciones (empresas, administraciones y organismos públicos, etc.) para cumplir sus fines.
  • Tecnologías de la Información para quienes estén especialmente interesados en seleccionar, integrar y organizar el funcionamiento de los equipos, sistemas, aplicaciones y procesos que requieren las organizaciones (empresas, administraciones y organismos públicos, etc.) para cumplir sus fines.