Guía Docente
Guía docente para el curso 2014 - 2015
27400 -- Principios de economía
Curso:
1
Semestre:
1
Créditos:
6.0
Universidad de Zaragoza
descargar PDF
Resultados de aprendizaje que definen la asignatura

El estudiante, para superar esta asignatura, deberá demostrar los siguientes resultados...

1
  1. Describe fenómenos económicos empleando con precisión el lenguaje básico de un economista.
  2. Identifica los elementos básicos del método de trabajo utilizado en el análisis económico y aplica dicho método a problemas económicos sencillos.
  3. Explica los resultados obtenidos de la aplicación del método de trabajo del análisis económico y predice los efectos derivados de cambios en la situación de partida.
  4. Describe y explica el funcionamiento del sistema de mercado.
  5. Explica la influencia de las instituciones en los mecanismos de mercado.
  6. Identifica los elementos clave del funcionamiento de una economía globalmente considerada.
  7. Diferencia los instrumentos de actuación del sector público sobre la economía en su conjunto.

 

Introducción

Breve presentación de la asignatura

La asignatura Principios de la Economía, ofrece una visión global de los conocimientos básicos de la Teoría Económica que todo graduado debe poseer.

Con esta asignatura se introduce al estudiante en el modo de razonar y de ver la realidad propios de un economista. No se trata tanto de describir con detalle los fenómenos económicos o de responder con múltiples enfoques a la pregunta de porqué han ocurrido las cosas, sino más bien de predecir posibles resultados ante cambios en las condiciones de partida en un contexto simplificado. En otras palabras, se trata de que el estudiante se acostumbre a responder a las preguntas del tipo: ¿qué puede hacerse para que suceda este resultado deseado y no este otro? o, más en general: ¿cuál habría sido el resultado si las condiciones de partida hubiesen sido distintas? Esto implica un cierto grado de abstracción que desgraciadamente no se puede dar por supuesto al comenzar un Grado universitario.

Esto supone adentrarse en un vocabulario específico en el que las palabras, algunas de uso corriente, tienen un significado preciso y unívoco que en ocasiones es distinto al que tienen en el lenguaje general. Es imprescindible que el alumno use ese vocabulario restringido de forma correcta en sus razonamientos y ésa es en buena medida una señal de que se ha conseguido “iniciar” correctamente su forma de razonar.

Sin eliminar del todo el aprendizaje memorístico (condición necesaria pero no suficiente) la puesta en marcha de un proceso de razonamiento lógico requiere que el alumno lo practique por sí mismo y que el profesor pueda comprobar fehacientemente que el estudiante es capaz de hacerlo ante una situación nueva. Utilizando un símil sencillo, no se pretende que el alumno sepa citar las piezas de una bicicleta sino que sepa (y el profesor vea) que efectivamente sabe montar sobre ella sin caerse en una superficie relativamente llana y lisa. Al igual que en el símil, una vez que se alcanza este nivel mínimo y en cierto modo automático, ya podremos posteriormente aprender a circular por diferentes terrenos y con vehículos cada vez más complejos.

Por el momento, los instrumentos utilizados serán, básicamente, el lenguaje gráfico y verbal, por lo que no son necesarios conocimientos especiales de Matemáticas a excepción del manejo e interpretación gráficos de funciones y un álgebra mínima.